LIBROS, TEBEOS Y COLECCIONISMO »
CÓMICS, HISTORIETAS, TEBEOS, ILUSTRADORES, PULPS, NOVELA POPULAR, ARTE. Y EN MENOR MEDIDA: CINE, LITERATURA, MÚSICA.

miércoles, diciembre 20, 2006

DRACO, EL PASTOR. ADOLFO USERO.

Hoy traigo una rareza de Adolfo Usero Abellán. La historieta de seis páginas titulada “Draco, el pastor” que apareció en la revista Trinca número 9, editada por Doncel en 1971. El guión corrió a cargo de Retamosa, seudónimo de Enrique Sánchez Pascual. Hubo un segundo capitulo que apareció en el siguiente número de Trinca, pero esta vez dibujada por Guirado, otras seis páginas en las que se precipita el final, esta vez ya, definitivo. En la primera parte una legión romana se detiene en Tracia (Grecia) y se les agasaja con unos juegos. A los romanos les aburre y uno de ellos decide participar e introducir el juego sucio. Un pastor salta desde las gradas para ayudar a los atletas griegos y logra vencer al romano. Más tarde, en el campo con su rebaño, es apresado por los romanos y hecho esclavo. En la segunda parte, dibujada por Guirado, se narra como Draco es inducido a ingresar en la legión, como es encerrado por su buen corazón, obligado a ser gladiador y, finalmente, como logra recuperar su libertad.

Adolfo Usero nació en Madrid en 1941. Toda su vida ha estado estrechamente ligado al también historietista Carlos Giménez, se conocieron en uno de los Hogares de Auxilio Social cuando eran niños, y gracias a él, Adolfo encauzo su vida laboral hacia el mundo de la historieta. Antes había sido mecánico ajustador y escaparatista. Su primer dibujo lo publicó en la revista Triunfo, luego hizo algo de publicidad y colaboró con Celedonio Perellón dibujando diapositivas de la Historia de España para el Ministerio de Cultura. Su primer trabajo como historietista se publicó en el libro “El Arte de la Historieta” de Juan Antonio de Laiglesia en 1964, dibujó de manera anónima la tercera parte de las ilustraciones que allí aparecieron. Después de compartir estudio en Madrid con Carlos y Maroto, trabajando ya para Selecciones Ilustradas, se traslada a Barcelona en 1967 donde continua dibujando para Toutain historietas del oeste y bélicas. Luego viene la época de la Floresta, colabora en “5 x Infinito” y en “Delta 99”. Para Bruguera junto con Víctor Mora su primer tebeo importante “Roldán sin miedo” en 1972. Después viene la etapa de Trocha-Troya con trabajos más comprometidos. En Papus pierde su identidad y se convierte en un mal dibujante de humor. En 1981 para la editorial Ikusager ilustra junto con Luis García “Argelia” con guión de Felipe Hernández Cava. Es en 1982 cuando crea para la revista Rambla, de la que es miembro participe, su obra más personal: “Maese Espada”, recientemente reeditada en álbum por Glenat. En 1985 concluye la inacabada “La Batalla de Victoria” tras el fallecimiento de su dibujante inicial, el genial José Luis Salinas, también para Ikusager. Uno de los últimos cómics de Adolfo Usero “Salvaje”, con guión de Antoni Guiral, se serializó en la cabecera de Norma Editorial, Cimoc en 1990. Después se pasó a la animación y luego a la publicidad donde todavía continua.

Usero es uno de esos dibujantes de tebeos curtidos en mil y una historietas, con la mayoría de su obra dispersa en infinidad de publicaciones y en el mercado agencial, desconocido para el público mayoritario e infravalorado por editores y críticos. Usero es un magnifico dibujante, perfecto anatomista, hábil y dinámico secuenciador, pero, como el mismo dice, falto de estilo propio y mal entintador, sus fibrosos y contundentes lapiceros se pierden con un uso a veces inadecuado del proceso de entintado, en el que no se encuentra demasiado cómodo. Esto le sucedía en los comienzos de su carrera, ya que con el tiempo y tras muchas páginas dibujadas, logró unos vigorosos y ágiles entintados de múltiples rayas y bellos estarcidos, buena prueba de ello son “Maese Espada” y “Domingo rojo”.

La historieta que nos ocupa, “Draco, el pastor”, es peculiar en estilo, recuerda a otros dibujantes y en los trazos de tinta se adivinan otras referencias. Fue realizada en la etapa de la Floresta, cuando Usero vivió junto con Giménez, García, Maroto, Torrents y Suso Peña en un chalet de dicho barrio barcelonés. Dadas las dificultades que Usero tenía en esos años a la hora de entintar… ¿Estamos ante una obra en la que fue ayudado por sus compañeros? ¿Podríamos estar ante un entintado de Carlos Giménez?








0 comentarios: